Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

16/08/21

Dos pelados por un peine

Una foto no va a cambiar la decisión de un voto. La batalla se sigue jugando en otros lados. Apenas se publicó la foto de Olivos, los medios hegemónicos del ‘periodismo de guerra’ salieron a remarcar lo más bajo de siempre.



Por Carlos Liendro

Buscaron a todos aquellos que sufrieron en los tiempos de pandemia para entrevistar  (los que no pudieron ver a un familiar que agonizaba por covid, a los que no pudieron ir a un entierro), pero agregaron también a uno que tiene un juicio por no cumplir la cuarentena. Esta clase de periodismo más sus programas adláteres- como el de las cenas y almuerzo por TV- tuvieron sus largos espacios de editoriales, para acusar moralmente al presidente.

Del lado del periodismo que está con el gobierno, esbozaron frases para no justificar lo que pasó en ese cumpleaños; pero sí para comparar en cómo funciona parte de la sociedad argentina. Afirmaron que fue un error, pero no se debe caer en la ingenuidad, y que esto no debe volver a pasar. Una de las preguntas que se hacían eran: ¿quién filtró la foto?, ¿desde cuándo se sabía de esa foto? ¿Quiénes están al frente de la seguridad en la Quinta presidencial de Olivos?, ¿y por qué sale ahora esta foto?, cuando se debe tratar el tema de internet como algo público y que no debe quedar como algo exclusivo del sector privado. ¿Quedan más fotos para cuando se acerquen las elecciones, después de las PASO?

Aquí se juega lo que seguirán presionando desde los capitales extranjeros: el avance del sector privado, para los negocios externos e internos, y lo que debe administrar el Estado. Solo hay que recordar que el modelo liberal (desde Alsogaray a Cavallo, pasando por Martínez de Hoz) sigue avanzando en el mundo, y solo quieren que el Estado  administre la justicia, la policía y el correo. Lo último que aparece para las nuevas generaciones de forma directa es Milei (como si fuera algo nuevo),  utilizando un nuevo marketing para repetir lo mismo de siempre: la libertad de mercado como imposición y que una corporación de empresas manejen el Estado.

‘Alberto se tiró un tiro en la pierna’, ‘eran dos pelados peleándose por un peine’, eran alguna de las frases que se escuchaba de periodistas que tampoco van a cambiar su voto por esta foto; de lo que advirtieron era que ante las opiniones de Aníbal Fernández, era mejor quedarse en silencio. Algunas feministas, no enroladas en la oposición, salieron a críticar esas cuestiones tan patriarcales, donde aparece la violencia, y la culpa a la mujer (como aquella Eva que le dio la manzana a Adán)

Lo religioso no está lejos de lo que sucede hoy con la ‘creencia’. Pero no de la manera que lo hace Zanatta (el historiador italiano, no el periodista ‘zanatero’ de aquí, que vive su sueño en Miami), donde analiza al peronismo como una religión (toda una teoría que no alcanzan este artículo para explicarlo y refutarlo, como hacen con ‘el populismo’).  Hay que diferenciar ‘la política’ de ‘los políticos’; por eso más allá de esa ‘fiesta de cumpleaños’, el Frente de Todos, se abroqueló más y dieron su apoyo a Fernández, con una ironía:” si quieren el juicio político para Alberto, asume la vicepresidenta”. Esto a la prensa opositora los hace envenenar. Están en lo que se conoce como una paradoja. Todo lo que enviaron por los Medios que controlan, ya no es para aquellos ‘que odian’; ahora apuntan al 33% de indecisos de estas elecciones. Los políticos se manejan con encuestas. Por suerte algunos saben que no deben tener laderos y alcahuetes que los aplaudan todo el tiempo, sino quienes les adviertan lo que transgreden.

Ya está por esas nuevas plataformas que aparecieron en TV (que se debe pagar) ‘El reino’, donde muestra con inspiración más brasileña (En Brasil ya hay pastores que intervienen directamente en la formación de partidos políticos), lo que está empezando en el país. No ya solo es el tema de la corrupción, sino el tema del ‘poder’ y de la manipulación de la gente y los políticos. Lo que va dejando claro es, ¿qué hay de racional en la política?, porque allí viene lo de ‘creencia’: tener fe y esperanza en alguien o algo. Y lo otro es qué proponen los que son responsables de la política (y hasta donde cumplen o pueden cumplir con lo que prometen). Por eso en estas mismas ‘columnas de Opinión’ he leído las respuestas que le dan a quienes opinan (y que se toman el trabajo de leer y responder): mientras uno comparte las citas bíblicas y tiene una duda, otro le responde: ‘deje de vender humo’.