Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

28/03/22

Volver a la Plaza, volver a las calles

Por dos años no hubo marchas el 24 de marzo a la Plaza de Mayo. No es un feriado más. Es la manera de seguir mostrando a la sociedad y al mundo que no hay olvido. Memoria, verdad y justicia es la consigna que ya ha quedado impregnada en varias generaciones, ante tantos años de muerte, tortura y desapariciones. Fueron años oscuros y de muchas complicidades: de varias empresas que siguen hoy detentando el poder y de la Iglesia.



 

Por Carlos Liendro

Lo que ha aparecido como algo siniestro: son pintadas, carteles, titulares de diarios y el silencio de varios diarios en sus tapas. Los dos diarios de Capital, con mayor tirada tienen en el país, no pusieron fotos ni títulos en sus portadas al otro día de la marcha: como si no hubiera pasado nada. Muchos opinaban que si hubiera habido un ‘tractorazo’ en las rutas, hubiera ocupado la mitad del diario, aunque ese corte fueran 5 tipos con sus familias.. En la estación de subte que lleva el nombre de Rodolfo Walsh (en una de las esquinas donde fue acribillado el periodista- escritor el 25 de marzo de 1977), fueron hechas pintadas reivindicando a los genocidas condenados. A su vez por WP, manipulado por los trolls, circulaban datos de quienes ponían bombas enalteciendo ‘la teoría de los dos demonios’, que sostuvo el radicalismo en los primeros años de democracia. Si bien los juicios a las juntas (con sus respectivas agachadas que tuvo luego Alfonsín) son un ejemplo para Latinoamérica, se vuelve a demostrar que ‘la Memoria’, es una continua batalla cultural.

‘La teoría de los demonios’ no quiso tener en cuenta que existió un terrorismo de Estado. Hace poco debatían la cantidad de desaparecidos que hubo. Con eso reinstalaron el tema. Lo que no quieren reconocer es que no fue una guerra: fue una cacería. Miles de jóvenes eran sacados a la fuerza de sus casas, sus trabajos, sus universidades. Todo estaba dentro del modelo del ‘Plan cóndor’. Este plan preparado desde ‘la guerra fría’, era una manera de tener bajo control a los países sudamericanos. A la luz de la historia y con rigurosidad, se pueden ver los golpes de estado orquestado por la política exterior norteamericana, los ejércitos nacionales de cada país disparando y matando a su con-nacionales. Esa máquina de torturar y matar tenía como fin instaurar un modelo económico. Esa era ‘la guerra fría’ para Latinoamérica. Con la dictadura de 1976, se puso a Martínez de Hoz ( y todas las empresas que han hechos negocios y concentrado capitales) al frente de la economía. Esos planes continuaron con Domingo Felipe Cavallo en democracia, aunque haya ganado el peronismo en los 90. Lo que aparece por la colectora es tener en cuenta como el FMI, es el nuevo instrumento, para tener domesticados y sometidos a los países en desarrollo.

Causó admiración entre los analistas políticos, de centro y de izquierda (los medios de derecha no los citamos, porque todo el día están bombardeando con noticias de internas para confundir) la movilización de ‘la cámpora’. Según sus propios datos pusieron 70 mil personas en la calle (nadie en este país moviliza tal cantidad de gente, en su gran mayoría jóvenes). Marcharon desde la ex Esma (lugar de tortura y muerte, donde la marina tenía a los detenidos- desaparecidos, para luego arrojarlos al mar) hasta la Plaza de Mayo. Como siempre la preocupación de la derecha periodística, que no advierten estas movidas, es que siempre están anunciando ‘la muerte del peronismo’ o  que ‘el kirchenerismo no vuelve más’, etc. Todo falso. Esos empleados mercenarios lo necesitan para tranquilizar sus conciencias (ahora se sabe de cuánto gana en el canal LN+ que los ha juntado a todos). Lo novedoso entonces, en esta ‘demostración de fuerza’ de ‘la cámpora’, es lo que viene. Y lo que viene es lo que va a pasar con el FMI.