Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

28/05/22

Cumbre de las Américas, Brics y G7, las próximas citas para la Argentina

Tras la gira que lo llevó por España, Alemania y Francia este mes, durante junio Alberto Fernández hará escuchar la voz del país en distintos foros internacionales.



La Argentina volverá en junio a hacer escuchar su voz en distintos foros internacionales con la participación del presidente Alberto Fernández o de representantes del Gobierno nacional en la Cumbre de las Américas, la reunión de jefes de Estado del grupo de países emergentes Brics y el encuentro del G7, en Alemania.

 

Así, Alberto Fernández tendrá el mes próximo una agenda marcada por su presencia en el escenario internacional, tras la gira europea que realizó en la primera quincena de mayo, que lo llevó por España, Alemania y Francia, donde mantuvo encuentros bilaterales con los mandatarios de esos países, Pedro Sánchez, Olaf Scholz y Emmanuel Macron, respectivamente.

 

Uno de los resultados concretos de esa gira exprés por el Viejo Continente, donde Fernández llevó la voz latinoamericana sobre las consecuencias de la guerra en Ucrania y ofreció a la Argentina como proveedor "estable y seguro de alimentos y energía" para Europa, fue la invitación del canciller Scholz para que participe en la próxima cumbre del G7, a realizarse el 27 de junio en la región alemana de Baviera.

 

Antes, el mandatario tiene una cita como invitado a la Cumbre de las Américas, la reunión continental en la que Estados Unidos será el anfitrión y que se realizará en Los Ángeles del 6 al 10 de junio, convocatoria que desde hace semanas está atravesada por la incertidumbre sobre qué presidentes latinoamericanos asistirán y cuáles no.

 

Es que varios jefes de Estado de la región -entre ellos el mexicano Andrés Manuel López Obrador- declararon que no concurrirían a la cita organizada por Washington luego de que la administración de Joe Biden confirmara públicamente su negativa a invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

 

En ese escenario y desde hace diez días, Fernández sumó su voz junto a la de López Obrador y el chileno Gabriel Boric, entre otros mandatarios de América latina, para que EEUU reviera o flexibilizara su posición, y de ese modo realizar un encuentro continental "sin exclusiones".

 

Ante la insistente negativa de la administración Biden, la Argentina -que ejerce la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)- impulsa la idea de realizar una reunión de ese bloque regional en Los Ángeles con el formato de un desayuno o una cena, sin superponerse con los horarios de la agenda oficial de la IX Cumbre de las Américas.

 

La estrategia se articuló en la capital mexicana, donde el canciller Santiago Cafiero y su par azteca, Marcelo Ebrard, convinieron reunir a los mandatarios que forman parte de la Celac y que se encuentren del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, como también a los jefes de misión de los países que integran el bloque.

 

Aunque la organización de esta reunión de la Celac parecería confirmar la presencia de Alberto Fernández en Los Ángeles, fuentes cercanas al Jefe de Estado aclararon que todo se terminará de resolver la semana entrante.

 

El jueves pasado, Fernández recibió en la Casa Rosada a Christopher Dodd, asesor especial del Gobierno de EEUU para la Cumbre de las Américas, y en quien Biden confió la tarea de asegurar la participación de los mandatarios de la Argentina, Brasil y México, los tres países más grandes de la región.

 

"La Argentina va a trabajar para el éxito de la Cumbre, con todos incluidos", dejó en claro Fernández al enviado estadounidense en aquella reunión, confiaron desde Balcarce 50.

 

En el encuentro en Casa de Gobierno, que se desarrolló en tono amable, Fernández habló en su condición de presidente de la Celac y le transmitió a Dodd algunos señalamientos a la política exterior de EEUU hacia la región.

 

Estados Unidos ha tenido "una política difícil" con Donald Trump "y no cambió demasiado con la nueva gestión respecto a Latinoamérica", le dijo el mandatario argentino a Dodd, y afirmó sentir "vergüenza" que "haya un bloqueo de seis décadas a Cuba y de cinco años a Venezuela y que no haya cambiado durante la pandemia".

 

Paralelamente, en una rueda de prensa conjunta que ofrecieron ese mismo día en Ciudad de México, Cafiero y Ebrard volvieron a marcar el rechazo de ambos países a la determinación de Washington de excluir a Nicaragua, Cuba y Venezuela.