Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

10/06/22

La democracia como freno a los absolutos

No dejen de leer un libro. Junten coraje y por lo menos lean un libro. Porque en este país pasaron y pasan, cosas muy terribles, de los cuales muchos no se quieren enterar, y tienen que enterarse. Es importante que sepan y se enteren. No hacer nada y además no querer enterarse, ya es ser cómplice. Ser cómplice es algo muy feo. De modo que, si uno no puedo hacer nada, por lo menos tiene el deber de saber bien lo que paso y pasa.



El 24 de marzo de 1976 fecha infausta en la historia argentina, los militares dieron un golpe de estado. Nunca se había llegado a un grado tan extremo de represión, de crueldad, de miles y miles de muertos, secuestrados y desaparecidos, con la instauración de campos de concentración donde se torturaba sin piedad.

El golpe del 76 fue sostenido, requerido, exigido y pedido por grupos civiles económicos muy importantes, por el liberalismo argentino, que querían la destrucción del Estado, la libertad del mercado, la libertad de los capitales, el capital financiero y los préstamos del exterior, que fueron los que conformaron la impresionante deuda externa que se ha contraído, La Democracia fue sin dudas, un freno a los absolutos del golpe de estado genocida del 76. Ahora bien; ¿en democracia como se manifiestan los absolutos, que también quieren destruir el estado, que también exigen, como en la dictadura, libertad de mercado, la libertada de los capitales y lo más grave aún, concebir una justicia a medida para que no vayan preso.

El doctor Raúl Alfonsín en un célebre discurso manifiesta en un párrafo: “Con la democracia se come, se cura, se educa”. 
El presidente Alfonsín hace una ajustada y clara síntesis sobre cómo debería ser la democracia y su discurso la apuntala, le da el sostén para afirmar su desarrollo. La Democracia como freno a los absolutos. Pero sin embargo en nuestro país, con la complicidad de la clase política y gremial le tiraron alfombra roja al poder económico para instaurar en el país un sistema económico, con endeudamiento externo, en contra de la propia democracia, que favorece a las grandes empresas. Las pequeñas y mediana empresa se funden, todas las fabricas cierran sus persianas.

De aquella Argentina del crecimiento nos instalaron en la Argentina del ajuste y la corrupción. El pueblo no aguanta más. Federico Braun, presidente de los supermercados La Anónima, se hizo cargo, en el Foro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) de la estrategia de remarcación constante de precios que adoptan muchos empresarios ante la inflación, una práctica poco solidaria hacia los ciudadanos y que provoca un agravamiento de la situación económica. Braun es un ejemplo cabal del empresario argentino, su ética y del pensamiento absoluto.

La Democracia como Freno de los Absolutos. El hombre inicia su historia luego de la desobediencia fundante que consistió en comer la manzana del árbol del conocimiento, Es decir el hombre estaba condenado a no conocer. Cuando el hombre quiere conocer, peca, y Dios lo expulsa. Esta expulsión abre la historia humana.

El hombre comienza el devenir su propia historia, desde entonces hay una verdad que queda instaurada: la del hombre y su destino. En ese nuevo orden aparecen los absolutos con la idea de someter la historia o mejor proclamar que ellos mismos son la historia y sin ellos no existe la historia. Han nacido al mundo para mandar no para debatir, menos escuchar algunas otras ideas o solución, Básicamente son soberbios, subestiman al otro y son infalibles, ejemplo de ello Cristina de Kirchner y Mauricio Macri.

Ambos quieren ser candidatos en el 2023 porque están convencido que la Argentina “los necesita” y ambos están dispuestos a todos, a quemar naves para ser. Pero ambos todavía no han rendido cuentas de las acusaciones sobre hechos graves de corrupción menos autocritica. Juan Domingo Perón nos habla que la Argentina marcha hacia la construcción de una nueva síntesis: “Estamos ante el fin de un ciclo histórico neoliberal que degrado la Nación y ha provocado el mayor fracaso económico, político y social de estas décadas. Ante semejante retroceso, resulta paradojal que el neoliberalismo no haya terminado de morir y que el sectarismo o la ignorancia hayan opacado cualquier mirada y pensamiento crítico. Hasta hoy se ha mantenido vivo detrás de las promesas y el apoyo del poder económico y mediático”. (Perón El Modelo Argentino 1-5-74).

Nota: Cualquier diccionario   castellano dice de la palabra absoluto: (Del lat. Absolutista) Independiente, ilimitado, que excluye cualquier relación, que existe por sí mismo. De genio imperioso o dominante. De Luis XIV el rey Absolutista de Francia.