Diario El Independiente :: Edicin Digital
63 Aos
El Independiente Digital
63 Aos

15/08/22

Apuntes sobre el pensamiento político y militar de la expedición de los Andes

El sábado 17 de agosto de 1850 Don José Francisco de San Martin, que en aquel momento tenía 72 años y padecía de artritis reumatoide se sintió mal desde la mañana. Recostado en su cama, sufrió un intenso dolor estomacal y, finalmente, falleció pasada las dos de la tarde. El Padre de la Independencia de América trascendía a la inmortalidad.



Por Guito Vergara

No fue fácil para San Martin, organizar desde Mendoza, el ejercito de los Andes. Había un orden establecido en contra de sus planes para lograr la liberación nacional de América del Sur. El orden establecido por el gobierno nacional y por la corona española. Así de claro. No estaban cómodos con las ideas independentista de San Martin.

La lucha heroica por la libertad en medio de los oscuros avatares y el odio de sus enemigos que bregaban para hacer fracasar sus esfuerzos. Estando San Martin en Mendoza preparando el ejercito de los Andes decide trasladarse a Buenos Aires para darle el último adiós a su esposa que agonizante le reclamaba su asistencia. Pero San Martin debe postergar su viaje ante la certeza de un complot para interceptar su viaje para prenderlo o asesinarlo.

Sorprende realmente conocer las intrigas y actitudes vengativas de Rivadavia en contra de San Martin por no haber obedecido a sus oscuros intereses, cuando estaba entregándose por entero a la libertad de América. No pudo San Martin acompañar a su moribunda esposa por culpa de este injustamente llamado prócer por la oligarquía porteña.

El historiador francés Jean Chesneaaux nos comenta: “en la lucha contra el orden establecido – la lucha de San Martin –rechazar el pasado y sus imágenes de opresión es una tendencia natural. Porque el rechazo del pasado no excluye el recurso al pasado”. A la versión oficial del pasado conforme con los intereses del poder y, por lo tanto, mutilada, censurada, deformada, las masas oponen una imagen más sólida, una imagen que conforma a sus aspiraciones y que refleja la riqueza de su pasado- “Para las masas, San Martin representa sin dudas, el Padre de la Patria, para Rivadavia un militar desobediente y rebelde”. La línea ideológica de la Expedición Auxiliadora de Zelada-Davila que partió de La Rioja, en apoyo al ejercito de los Andes, nos marca esencialmente, los problemas que enfrentaron y enfrentamos hoy, como nación, país y república. Delineando las luchas populares que enfrentamos en el pasado y muy vigente en el presente.

Transparentar las posturas ideológicas de Nicolás Dávila, uno de los jefes de la Expedición, hacendado de la aristocracia criolla riojana, como representante de la aristocracia del interior; y a José de San Martin como un hombre consustanciado con las primicias de la Revolución Francesa de fines del siglo XVIII. El 22 de enero del año de año 2010, la revista Cuadernos Populares que se edita en nuestra provincia, publico en sus páginas, un intenso trabajo sobre la Expedición Auxiliar de los Andes. Los responsables de escribir la nota Carlos Folledo y Guito Vergara, y junto al coronel Roque Lanús (1945) fuimos los primeros en investigar la participación de La Rioja en la campaña de los Andes que dirigió el General San Martin. El coronel Roque Lanús, ya fallecido, fue un militar distinguido y cultor de la investigación histórica. El Ejercito de los Andes ha sido la fuerza militar mejor organizada y de más alto valor moral que ha tenido el país hasta nuestros días. La unión de la fuerza impuesta por San Martin fue efectivamente, inalterable y cada cual en su destino cumplió con capacidad y celo extraordinario el patriótico propósito de “trabajar en la en la gran causa nacional”.

Los tiempos que promedio San Marín, acelerando la organización del Ejercito y desarrollando con singular previsión y acierto el vasto plan político-militar que le permitió posesionarse de Chile en una breve y admirable campaña.

Es frustrante para el pueblo argentino, si comparamos la planificación político-militar del intento de recuperar las Islas Malvinas, es lastimosa, irresponsable y vergonzante. La guerra de Malvinas aun todavía no se ha investigado a fondo, la responsabilidad de las Fuerzas Armadas.

Reivindicar la personalidad histórica de La Rioja, con espíritu amplio, justiciero, sin rencores adquiridos o heredados, tiene que ser la voz de orden de sus hijos, Recordar que La Rioja ha hecho Historia. No historia local únicamente. Historia Nacional. Tampoco a remolque. La mas de las veces marchando a la cabeza. Su pueblo se cuadro en todas las horas amargas de la patria. Nunca escatimo denuedo, ni regateo sacrificio. Se dio con la generosidad de sus soles y lunas.

En La Rioja “Nadie es más que nadie.”



Te puede Interesar