Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

30/06/22

La Defensoría intervino en representación de una niña víctima de abuso

La Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes Dra. Alejandra Tello participó de debate por abuso sexual con acceso carnal a una niña que al momento del hecho, año 2019, tenía 5 años. La representante de la niña pidió al tribunal enfocarse en su relato, el cual estuvo apoyado por exámenes médicos e informes psicológicos.



El día 27 de junio en la Sala de Audiencias del Consejo de la Magistratura se llevó adelante la etapa de alegatos en juicio donde se encuentra imputado un familiar de la pareja de su madre y con el que la niña compartía vivienda junto a su mama y la pareja de ésta.

Cabe destacar que en la etapa de alegatos, cada una de las partes expresa sus fundamentos de acuerdo a la posición que ocupan en el proceso. El Caso de la Defensoría de N,N,A la función es resguardar los derechos e intereses de los niños teniendo en cuenta la doble vulnerabilidad en la que se encuentran (edad y grado de madurez ): es decir que no tienen la capacidad de comprender la actuación; es en ese marco que se brinda la protección de la defensa.

En los alegatos correspondientes, Fiscalía pidió 11 años de prisión para el acusado, en tanto la defensa particular pide la absolución porque no es posible comprobar la fecha del hecho en función de la prueba presentada.

A su turno, la Defensora Oficial Dra. Alejandra Tello manifestó que la niña, que al momento del hecho tenía 5 años (2019,) brindó su testimonio en Cámara Gesell y que si bien no logró establecer con precisión la fecha en la que sucedieron los hechos, sí reconoce haber compartido la vivienda con el victimario, identificándolo como alguien cercano a la pareja de su mamá con el que se quedaba a solas en horas de la mañana. Lo que no podía es precisar temporalmente lo sucedido. Pero, sí establece que fue con anterioridad a mudarse a otra vivienda.

En la audiencia, la Dra. Tello le pide al Tribunal valore el testimonio de la niña como un relato espontáneo que carece de direccionamiento alguno y que debe ser evaluado de acuerdo al tipo de delito; teniendo en cuenta que los delitos contra la integridad sexual se realizan en la intimidad; en tanto refiere que el relato de la niña es acorde a los exámenes médicos realizados según protocolo ASI (Abuso Sexual Infantil), los cuales presentaron evidencia física de un posible abuso.