Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

16/02/20

"El artista debe ser el instrumento de su arte"

Hay artistas que no saben por qué eligen el arte que deciden. No tienen una idea racional acerca del momento en que ocurrió esa elección. Tienen la sensación de haber sido elegidos por el arte. La pianista riojana, Daniela Mercado, es una de las tantas y tantos que conforman esa suerte de club.



Por Pilar Ferreyra

Dice que siempre supo que iba a ser música. Lo que no significa que frente al piano, el instrumento que eligió para expresarse, pueda sortear el hecho de tener que sentarse horas y horas para alcanzar el nivel musical que a ella la conforma. "No siento que yo haya elegido ser música; en cierta forma, la música me eligió", percibe esta pianista, arreglista y compositora que vive en Córdoba hace más de 32 años, los últimos quince, en Villa La Bolsa, localidad serrana situada a 40 kilómetros de la capital. "Como artista, llega un momento en que una toma una decisión. Hay que estudiar. Hay que superar un montón de obstáculos. No fluye así nomás; cada pequeño logro es un trabajo de hormiga ", reconoce.

         En marzo del año pasado resolvió un sueño pendiente. Materializar la obra, "Mercado de tangos", en un primer disco solista. Lo concretó con un subsidio otorgado por el Instituto Nacional de la Música en noviembre de 2018, pero también gracias a un proyecto de financiamiento colectivo que dio sus frutos. "Este álbum tan anhelado, soñado, imaginado, es un rompecabezas que se fue creando en mi cabeza hasta tomar forma en el disco. Es el resultado de una maduración y una búsqueda de expresión que tiene como eje el piano, y que quedó plasmada en dieciséis temas de marcada raíz ciudadana", cuenta. Varios músicos de reconocida trayectoria en el ámbito cordobés participaron de esa obra, y el arte de tapa fue responsabilidad del dibujante Raul Soria. Del total de las canciones, Daniela es autora de diez. En el resto de los temas se ocupó de los arreglos y de las adaptaciones de grandes compositores clásicos y contemporáneos de tango: Francisco de Caro, Pedro Giraudo, Mariano Mores, Horacio Salgán y Alfredo Gobbi.

         Tiene también un dúo con la reconocida violinista de tango y sesionista, Valeria Martin, “Chapeau Tango Dúo". Juntas grabaron en 2017, “Tango de Autor”, un intensísimo álbum de este género, que tanto ha crecido y cambiado con el correr de los tiempos.

         Con el guitarrista, Jorge Stevenot, integra "Proyecto Canyengue". Juntos grabaron "Circular", un disco de tangos sobre cuyo género declaran en la Fan Page: "Sin ser porteños, ni vivir el arrabal, a cientos de kilómetros del obelisco y del riachuelo, sentimos natural y propia la esencia de su expresión".

                  Daniela ha participado de un abanico de proyectos. También estuvo a cargo de la mayoría de los arreglos del disco "Legados de Sebastián Piano". Se conocieron vía Internet, con Jorgelina Piano, nieta del gran compositor, y, con el cuarteto de tango, La Yiranta, lo hicieron realidad. Hoy puede escucharse en Spotify. "El tango es una música que ha evolucionado tanto que no te podés aburrir nunca. Siempre hay cosas para hacer, siempre hay cosas para estudiar. Es un género que ha alcanzado un nivel de creación altísimo. Tenés un torrente infinito de cosas para hacer. Eso es muy atractivo", analiza Mercado y con esas palabras podrían explicar sus seguidores, qué le pasó veinte años atrás cuando se enamoró del tango, y casi, casi, se quedó allí.

         Durante este verano ha decidido relajarse un poco y dejarse llevar por nuevos aires. Está concentrada en recrear la música de largometrajes que le han fascinado a lo largo de su vida. Lleva cinco temas terminados. Cada uno de ellos corresponde a un filme distinto. Uno de los temas está inspirado en una película de Hitchcock; otra, en una de Wim Wenders. "El artista, si es honesto, debería intentar dejar el personalismo y ser instrumento de la música. Uno debe ser el medio de la creación, ser el vehículo para que la música suceda. Sacar la carga de ego, de miedo. Solo ahí se produce una comunicación con el arte, con la música. Esa idea es mi faro", declara. Posiblemente sentada al teléfono, cerca de su piano. Seguro desde el Valle de Paravachasca, al suroeste de la capital cordobesa.