Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

08/04/20

UNLaR relevó el dengue, coronavirus y el hambre en la Provincia

En un trabajo conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y la Universidad Nacional de La Rioja sobre las consecuencias sociales de la cuarentena por COVID-19.



El informe -que fue presentado a las autoridades provinciales- fue gestado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, en conjunto con el Consejo de Decanos de Ciencias Sociales (CODESOC) y la UNLaR -a través de los departamentos académicos de Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas, y de Ciencias Humanas y de la Educación-.

El trabajo desarrollado consistió en la aplicación de un cuestionario sobre las consecuencias sociales de la cuarentena por CoVid19. Además, se agregaron preguntas específicamente asociadas a las necesidades básicas de la población más vulnerable.

La tarea fue planificada en el marco del Plan “Argentina sin Hambre” -la Casa de Altos Estudios es referente del mismo en la provincia-, por el cual se posibilitó el acercamiento con el Ministerio de Desarrollo, Igualdad e Integración Social de la Provincia. No pudo instrumentarse como estaba establecido en un principio debido a las medidas adoptadas para contrarrestar la pandemia. A partir de la situación excepcional que se está atravesando, lo planificado fue redireccionado hacia un relevamiento que posibilite problematizar los alcances de la política social local.

Entre las conclusiones más destacadas, se indica que en la provincia “no hay una política asistencial organizada y articulada por factores múltiples” y que no son exclusivos de la actual gestión. También “se reconoce que la provincia de La Rioja es de las provincias con menores recursos del territorio nacional, no obstante se cree que la distribución de los mismos podría repensarse con el objeto de llegar a los sectores más postergados que en los últimos años crecieron exponencialmente”; entendiendo también que “el ingreso per cápita del ciudadano riojano promedio está muy por debajo de la media nacional; y que el gobierno está esforzándose en la accesibilidad de políticas compensatorias”.

El informe también advierte sobre “la inseguridad alimentaria, laboral, así como la violencia de género (que) son una realidad compartida por toda la provincia”.

Para atender las distintas problemáticas identificadas, el equipo de estudio de la UNLaR “sugiere en síntesis, organizar una mesa de trabajo donde participen las/os referentes de comedores y merenderos, además de referentes institucionales, de cooperativas y asociaciones civiles; acompañar con alimentos y kit sanitarios a los merenderos y comedores”, considerando “que en esta situación de emergencia son los aliados principales de la gestión”. Además, se promueve “organizar huertas comunitarias articulando con INTA y productores” y “controlar y sancionar a quienes aprovechen este periodo para elevar los precios de los productos”; como así también “organizar grupos de voluntarios para responder a las solicitudes de los números disponibles para atender las urgencias, fundamentalmente prestando mucha atención a las líneas de denuncias por violencia de género”.