Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

23/11/21

Se realizó la 12° audiencia de juicio por homicidio agravado por alevosía

El Tribunal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de la Primera Circunscripción Judicial con asiento en la Capital, presidido por la Jueza Dra. Edith Elizabeth Agüero, acompañada por los vocales, jueces Dres. Karina Cabral y Rodolfo Ramón Ortiz Juárez, realizó la décima segunda audiencia del juicio en contra de Matías S. O., acusado de “Homicidio agravado por alevosía”.



En ese contexto, se procedió a la recepción de la declaración del único testigo presente en la jornada. Se trató de un médico que realizó el peritaje de algunos órganos de la víctima. Al ser consultado por las partes, el profesional recordó que tras el análisis que efectuó, llegó a la conclusión de que Taboada sufrió un edema pulmonar y una necrosis tubular aguda, lo que derivó en una falla renal.

Tras su testimonio, el Tribunal llamó a cuarto intermedio hasta el próximo jueves 25 del corriente mes a las 9:00.

Estuvieron presentes en la sala de la Asociación de Magistrados, el abogado querellante Sergio Gómez, junto a los padres de la víctima; los Dres. Julián de la Colina y Cecilia Moreno en representación del Ministerio Público Fiscal; y por parte de la Defensa Pública, la Dra. Micaela Soledad Ramírez Vargas con la colaboración del Dr. Mauricio Pérez Motta.

El hecho por el que se acusa a Matías S. O. tuvo lugar el 23 de mayo de 2014. Durante la Instrucción, quedó acreditado que el imputado mantenía una relación de amistad con la víctima, Mario Roberto Taboada, a raíz de la cual tenían un trato frecuente. Es así que, en la fecha antes mencionada, ambos acordaron encontrarse, en razón de que, supuestamente, el imputado le debía a la víctima un celular que le había vendido y por el cual este último, le había abonado una suma de dinero. Dicho encuentro se habría concretado alrededor de las 21:00, al cual Taboada acudió en su auto marca Ford modelo Fiesta Titanium y entre las 21 y 22 horas, el acusado lo habría desvanecido aplicándole gasas con formol en la nariz, provocándole además una fractura de tabique nasal, para luego aprovechar su indefensión e inyectarle en el pliegue del codo Ketamina y una alta dosis de Potasio, quedando la víctima en el asiento del acompañante de su auto, el cual estaba estacionado en barrio Matadero. Posteriormente, alrededor de las 23:45 el imputado, luego de que habría trasladado a la víctima al asiento trasero, se habría retirado del lugar conduciendo el vehículo hasta un descampado ubicado cerca del camping El Pinar, donde habría abandonado el cuerpo de Taboada, el cual fue encontrado sin vida al día siguiente.