Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

08/05/22

Resaltan las figuras de mujeres ligadas a las luchas federales con la obra "Riojanas"

El sábado 28 de mayo, a partir de las 19, el grupo femenino de baile cordobés Pasos Libres deleitará al público con la obra “Riojanas” en el jardín del Museo Rural de la Posta de Sinsacate, localidad del centro-norte de Córdoba. La propuesta está basada en el libro homónimo del historiador Víctor Robledo y destacará las figuras de Dolores Fernández, Severa Villafañe, Victoria Romero, Juana Inés Vélez Sársfield y de Trinidad Castillo.



Musicalizada con piezas originales del compositor Pablo Chihade, la obra reivindicará a mujeres que fueron protagonistas en la historia de las luchas federales de La Rioja. De entrada libre y gratuita, cuenta con el auspicio del Ministerio de Cultura de la Nación, de la Municipalidad de Sinsacate y de diferentes empresas.

Para conocer cómo surgió la idea de esta puesta en escena más que interesante, y que se basó en los textos que conforman el libro “Riojanas” del historiador Víctor Robledo, Medios El Independiente entrevistó a su directora, Pamela Cantarelli.

En la oportunidad, la profesora de danza comentó: “Con Pasos Libres realizamos presentaciones escénicas de raíz folklórica y con un estilo particular. La obra surgió a partir de una conversación que tuve el año pasado con Carlos Ferreyra Bertone, director del ‘Museo Jesuítico Nacional’ de Jesús María y de la Posta de Sinsacate y docente en La Rioja. El me habló del libro de Víctor Robledo, que leí y me pareció muy interesante, ahí tuve la idea de reflejar la forma en que acompañaron las mujeres a los caudillos en las luchas federales, también cómo sufrieron los embates después de asesinados sus esposos. El propósito es rescatar su fortaleza en esas grandes misiones”.

Según relató, Cantarelli habló con las integrantes del grupo de baile y les propuso interpretar la obra, quienes accedieron sin dudarlo. En “Riojanas” las bailarinas de Pasos Libres personificarán a Dolores Fernández, esposa de Facundo Quiroga; a Severa Villafañe, quien habría enamorado al caudillo; a Victoria Romero, militar y compañera de Angel Vicente “Chacho” Peñaloza; a Juana Inés Vélez Sársfield, esposa del secretario de Quiroga, José Santos Ortíz y a Trinidad Castillo, esposa del caudillo Felipe Varela.

“Si bien no todas son riojanas, estas mujeres supieron brindar apoyo a sus esposos en las luchas federales de la provincia de La Rioja. A partir de eso nos pusimos a pensar en la música, una cuestión no menor ya que debía estar a la altura de la propuesta. Durante mucho tiempo busqué y escuché piezas pero no encontré ninguna que se ajustara al tono de la obra. Fue ahí cuando hablando con mi amigo Pablo Chihade, un músico y compositor de Buenos Aires, él me propuso componer canciones originales para cada mujer a interpretar”, exclamó la bailarina.

 Y agregó: “El trabajo con él se desarrolló de manera virtual, yo le pasé las páginas del libro por fotos y así construimos la idea. El resultado fue maravilloso, son temas de raíz folklórica pero con una variedad de estilos musicales pensados para la historia y personalidad de cada mujer. Hay vidalas, zambas, aires, huaynos”.

“Riojanas” se presentará para el deleite de todo el público el sábado 28 de mayo a las 19 en el jardín del Museo Rural de la Posta de Sinsacate y tendrá una extensión de entre 20 y 30 minutos. Luego de la puesta en vivo, la obra estará disponible para su reproducción en las redes sociales y en los canales oficiales de YouTube del Museo Jesuítico Nacional y de la Posta de Sinsacate.

Un lugar lleno de historia

En el marco de la exhibición de esta atractiva propuesta coreográfica se torna oportuno repasar la historia de la Posta de Sinsacate, declarada “Monumento Histórico Nacional” el 14 de mayo de 1941 por ser una de las tres postas que aún se conservan en el trazado antiguo del “Camino Real”, por donde transitaron personajes emblemáticos desde la época colonial hasta el periodo independiente.

La Posta de Sinsacate está ubicada a 53 kilómetros de Córdoba Capital, en el centro-norte de la provincia. Fue una de las paradas de la expedición fundadora de la vecina provincia, en 1573. Para el año 1650 formaba parte de la Estancia Jesuítica de Jesús María y se denominaba “Puesto de San Pablo de Sinsacate”. Allí los padres jesuitas construyeron un pequeño edificio que contaba con una capilla contigua y un molino harinero. Más tarde, el lugar fue adquirido por Don Juan Jacinto de Figueroa, quien completó la construcción iniciada por los religiosos.

En 1748, con la creación del servicio regular de correos, pasó a llamarse Posta de Sinsacate, siendo la más importante en el territorio cordobés. Era un lugar para cambio de caballos y descanso de los viajeros. Con la aparición de otras postas en el Camino Real, el sitio fue perdiendo importancia y comenzó a ser utilizado por algunas familias de Córdoba durante los meses de verano.

Destacados personajes de la época colonial y de la Independencia argentina pasaron por ese lugar. Por allí marcharon los ejércitos patriotas rumbo al Alto Perú y también el general José de San Martín con su “Ejército del Norte”.

También es conocida por haber sido alojamiento del General Manuel Belgrano y de Juan Lavalle. Además, su capilla fue el lugar donde se velaron los restos del caudillo riojano Facundo Quiroga y de su secretario, el coronel José Santos Ortíz, ambos asesinados en febrero de 1835 en una emboscada en el paraje de Barranca Yaco, ubicado a unos pocos kilómetros de Sinsacate.

Por su gran valor histórico, a partir de 1941 se trabajó intensamente en la recuperación y restauración del edificio, quedando finalmente inaugurado en 1946 como Museo Rural, el primero de la región.

En sus salas el museo exhibe elementos sobresalientes, como armas y obras de arte colonial. En su interior, y como parte de su colección, además resguarda un carruaje que perteneció a Juan Manuel de Rosas. Hoy el museo se puede visitar junto con un guía especializado, el cual relata los acontecimientos trascendentales que sucedieron en esta antigua posta.