Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

24/08/21

El viaje celestial de María Yacante de Agüero a la Casa del Creador

María Bartolina Yacante, esposa de Jorge Agüero hubiera cumplido 83 años el 24 de agosto. Fueron años y épocas bellas, bien vividos.



Por Héctor de la Fuente

Se fue una mujer inteligente y buena por el maldito Covid pero que El Creador la recoga en su seno.

Supo construir lo que quería de joven: formar una familia junto a su hombre, Jorge Jesús Agüero, el locutor de La Chaya, un locutor de fuste a la altura de los mejores del país, valga la redundancia.

Tola era hija de Domingo Yacante, un comerciante y buen diputado justicialista, muy amigo con mi abuelo paterno, el juez federal.

Solían ambos departir con sus respectivas esposas en tertulias amistosas.

No pienso romper esa tradición familiar.

Me considero amigo y lo soy incluso de la 4ta generación consecutiva y actual de los Yacante.  Ahora, se sumó un bisnieto al clan Yacante.

Con Tola ("Tochy") Yacante de Agüero nos mensajeabamos cada domingo. Religiosamente. Tenía una inteligencia muy especial. Nos llevábamos muy bien.

Su hermano Domingo, era quien preparaba los bastones de mando del sanjuanino Gioga, por ejemplo. Su primo hermano Ramón fue un buen cardiólogo cuyo nombre lleva con justicia la Unidad Coronaria del Hospital Vera Barros. La plaqueta interna de esa Unidad así lo acredita para quienes la conocemos.

Tola en el 76' padeció la imposibilidad de poder desempeñarse laboralmente en el estado. Había sido "cesanteada" por la dictadura militar. El motivo...? Sin motivo. Fue solo por ser hija de su padre diputado.

PASCUAS RIOJANAS

Recuerdo unas muy buenas pascuas compartidas en el 2013 en su cálida  casa con su bella familia tras una exitosa angioplastia coronaria con stent de alta complejidad que había tenido Jorge en BsAs en manos de Matatin.

Unos días antes en CABA, el cuadro de situación del locutor había generado tanta preocupación en La Rioja, fue así que Sergio Flores, por entonces director del diario El Independiente, incluso se comunicó conmigo para saber más de la salud del compañero sempiterno de Homero Coronel Montes.

Ya era columnista radial de Salud por radio Libertad desde fines del 2008 con Jorge Agüero y en ese abril del 2013 apenas llego a La Rioja desde Buenos Aires, literalmente, y con el trajín del viaje a cuestas: Jorge me lleva a Radio Fénix para una reunión repentina con Carlos Robiano en la que acuerda su incorporación y pase inclusive conmigo.

El entendimiento fue mutuo e instantáneo entre los tres. Jorge sabía que le iba a traer buena suerte y me sumó.

Al llegar a la radio, ese día apenas pudimos pasar pues había manifestaciones de municipales contra Pablo Laboranti, por entonces a cabo de la mañana radial, por algunas expresiones e informaciones vertidas en ese éter por el comunicador cordobés.

En el 2015, por 19 días estuve en esa acogedora casa hospedado disfrutando La Rioja con esos bellos amigos, Tola y Jorge, hijas y nietas y nieto.

Me tocó una vez más dar una de las peores noticias por éstas páginas legendarias y por radio Fenix en el programa que conduce Jorge Ocampo.

La que nunca hubiera querido dar.

"Sos el cronista del dolor" solía decirme Víctor Sueiro al dedicarme sus libros estampando su letra y firma en las dedicatorias.

Tenía razón, Sueiro.