Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

07/11/21

A 146 Años de Colonia. El G-20. La Deuda externa

El presidente argentino Alberto Fernández se reunió con los líderes del mundo, en la ocasión dejaron inaugurada la cumbre del G20, donde tendrán que debatir, entre los puntos de la agenda ya establecida, medidas históricas como el gravamen global del 15 % a las multinacionales y la promesa de vacunar al 70% del planeta para mediado de 2022. Pero el crucial pacto climático quedo por ahora a mitad de camino. Como tampoco no logramos todavía acordar como nación el pago “honroso” de nuestra deuda externa.



Por Guito Vergara

Si buscando, los orígenes de nuestra deuda externa, a lo largo del tiempo de la historia, con toda seguridad, vamos a encontrar una misma identidad política de los acreedores responsables del endeudamiento de nuestro pueblo. Ello es, de las clases dominantes, que de una o de otra manera participan del poder en la Argentina. Gobiernos democráticos o de dictaduras. Por cierto, siempre han saqueado al país. El año 1870 es un año clave en la historia argentina: la rebelión montonera es aplastada a sangre y fuego. Urquiza es asesinado en su Palacio de San José y Francisco Solano López, caudillo de los paraguayos, muere atravesado por los balazos y lanzazos de las tropas brasileñas, a las que enfrenta con un puñado de hombres, los últimos en Cerro Cora.

Ricardo López Jordán el ultimo montonero vivo, inicia en Entre Ríos un intento de rebelión anti oligarca. Tras larga y cruenta lucha, la rebelión jordanista es reprimida. No es más que el último acto de agonía legendaria de las fuerzas populares del país interior que desde 1810 lucho – y perdió – por no someterse a los dictados de la hegemonía de la oligarquía porteña, cabeza de playa para la penetración del Imperio Británico y de todo el endeudamiento nacional hasta la fecha.

 También el sueño de la Unión Americana – la bandera de Felipe Varela sucumbía pisoteada por el implacable sistema colonial. América Latina ingresaba así al capitalismo, como un mero apéndice colonial. Con la convivencia de las oligarquías vasallas – de Gran Bretaña, primero; de Estados Unidos, después – el imperialismo ataba el destino de la Patria Grande a 146 años de sangrienta y rapaz explotación. Hoy la Argentina carga nuevamente en sus hombros la penosa deuda externa que condiciona toda su planificación de desarrollo como nación. No podemos pagar la deuda con el hambre y la decadencia del pueblo argentino, debemos cumplir con nuestros compromisos sin frenar nuestro propio desarrollo. La deuda contraída por el gobierno de Macri en su periodo de gobierno fue un vil acto de corrupción y sumisión de nuestra independencia económica y política.  Durante la gestión de Macri (Cambiemos), la deuda del BCRA aumento en 669 mil millones y se ubicó por encima de $ 1 billón. En tanto la deuda bruta de la administración central se incrementó en US$ 73.340 millones. Nadie sabe cuál fue el destino del dinero de la deuda contraída por el gobierno de Macri. Solo sabemos que todo el pueblo argentino tendrá que pagar la deuda contraída por el ex presidente.

Una vez, hace varios años el periodista Mauro Viales (fallecido) le pregunto al doctor Raúl Alfonsín en un programa de televisión, cuáles eran los dirigentes de la derecha argentina; Alfonsín sin dudar y de inmediato respondió: “la familia Macri es la derecha en la Argentina.”. Por cierto, estimamos que Alfonsín, no se equivocó en lo más mínimo; pero la Convención Radical de Gualeguaychu con Ernesto Sáenz de operador político decidieron apoyar la candidatura a presidente de la Argentina de Mauricio Macri, no quedaba otra que archivar el legado político del doctor Raúl Alfonsín.

No era conveniente su discurso para las condiciones impuestas por la deuda externa y poder hacer un giro a la centro derecha. El G20 no ha discutido a fondo sobre el cambio climático, los países industriales se fueron por la tangente con doble discurso. Las mayores expectativas se dirigían a la intervención del líder chino XI Jinping que solicito a la asamblea la reducción del carbono. China – dijo XI – “…asume el compromiso de reducir el calentamiento atmosférico para que se mantenga en un nivel de 1,5 a 2 grados de temperatura, pero no en 2050, como reclamaban los demás, sino diez años después.” No es lo que recomiendan los científicos.

 

Algo parecido sucede con la India. El pueblo de La Rioja debe estar alertas y en guardia, las conclusiones del G20 no fueron contundentes en el cuidado del medio ambiente, primo seguir saqueando a la naturaleza y sus recursos, por cierto, aquellas consignas el “agua vale más que el oro” y el “Famatina no se toca “están hoy más vigente que nunca. “Los pueblos del Tercer Mundo albergan grandes reservas de materias primas, particularmente las agotables. Debemos cuidar los recursos naturales con uñas y dientes, de la ante el Congreso, 1 – 5 -74) voracidad de los monopolios internacionales. Por cada gramo de materia prima que nos dejamos arrebatar hoy, equivale a kilos de alimentos que dejaremos de producir mañana”. (Perón, discurso)