Side Logo

24/09/17

"Somos personas que no buscamos dañar a nadie, simplemente ser incluidas"

Historias de Vida entrevistó a Solange Luna Navarro, una de las primeras personas trans en la Provincia en obtener el DNI femenino a partir de la sanción de la ley de Identidad de Género. También fue la primera candidata trans con DNI femenino y en la actualidad está a cargo de la oficina de Orientación Inclusiva a la Diversidad del hospital Vera Barros.


A 5 años de la sanción de la ley 26.743 que garantiza “toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género, al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género y a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad”.

Solange Luna Navarro, compartió con Historias de Vida su lucha constante por los derechos de las personas trans, su militancia para lograr que dicha ley sea promulgada en la Provincia y su anhelo de lograr la incorporación laboral de sus compañeras y compañeros.

Contó que aquel 9 de mayo de 2012, cuando fue sancionada la ley de Identidad de Género asistieron un grupo de 8 compañeras a presenciar ese momento histórico y con respecto a esto expresó que “es el momento en el que nosotras podamos también levantar nuestra voz y contar las cosas que vamos viviendo con el transcurso de la lucha, y es lindo recalcar los beneficios que cosechamos con la ley 26.743 de Identidad de Género, que nos ha cambiado la vida a todas y todos, porque hablo tanto de las chicas y chicos trans que pueden gozar de este beneficio, que para llegar a eso tuvimos que luchar bastante y también enfrentarnos a funcionarios para poder llegar a capital federal”.

 En la oportunidad recordó y resaltó el trabajo realizado por “la Dr. Carolina Curtis, que en ese momento estaba en el Registro Civil, porque ellos trabajaron casi todo el fin de semana para poder lograr que la provincia de La Rioja sea la primera en tener los formularios, uno era para rechazar nuestro nombre anterior y el otro para elegir el actual, y que ese día nosotras tengamos nuestra partida de nacimiento ya transcrita”.

Consultada sobre el antes y después de la sanción de la ley 26.743 respondió “mi vida cambió muchísimo, también la forma de expresarme ante cualquier entidad, sea pública o privada, pidiendo la inclusión de las compañeras, es decir en temas como la obra social o cuando sufren actos de violencia, está ley tiene que respetarse como es y hemos luchado para que se promulgue en la Provincia” expresó.

Asimismo reflexionó que si bien hubo un avance en el derecho a la identidad elegida, en la actualidad “siguen ocurriendo actos de discriminación y de no incluirnos, pero la verdad que con la lucha tenemos que tratar de ganar nuestros espacios y creo que con pasos firmes lo estamos logrando. Somos personas que no buscamos dañar a nadie, simplemente ser incluidas en todos los sentidos; no se trata de conseguir un programa y darle a la compañera y dejarla, sino de que se pueda capacitar para ser incluida en un ámbito laboral”.

Con respecto a su trabajo en la oficina de Orientación Inclusiva a la Diversidad que funciona en el hospital Vera Barros, Solange comentó que “la oficina inclusiva se inauguró el 9 de agosto de este año, en conmemoración al primer año de tratamientos hormonales que se realiza en la Provincia, estos tratamientos sería la base de todo cambio de nosotras. Las compañeras pueden asistir al hospital público como lo hacían antes, pero con una atención más personalizada, están siendo atendidas en los consultorios externos del hospital por la doctora Mónica Alonso”.

También recordó que “fue un proceso doloroso y fuerte, porque las compañeras que siempre me acompañaron en esto de salir al frente en los medios y sin vergüenza de representar a las chicas ya no están, hablo de Lorena Gacetúa y Ana Tanquía que son chicas que dejaron mucho por nosotras, yo aprendí mucho de ellas”.

Por último, respondiendo a la pregunta sobre qué está faltando por parte de la sociedad para acompañar esta ley sancionada en el año 2012, dijo “yo creo que lo que está faltando es educación, debemos lograr el respeto de las compañeras. Yo escucho muchas veces que se dice ustedes vienen al choque o ustedes salen de una manera vestidas, yo creo que estamos en otros tiempos y esas cosas las tienen que dejar de lado y pensar en sus hijos en la gente que viene después, para ir cambiando, la discriminación de lleno no la vamos a cortar, queremos sentirnos parte de la sociedad” dijo Solange.