Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

30/11/20

Maradona, la ética médica y un diálogo con el cardiólogo Luis De la Fuente

En el 2004, Maradona fue derivado de urgencia a la Clínica Suizo Argentina.



Por Héctor de la Fuente

La "Maternidad" era como algunos del gremio médico casi despectivamente la rotulaban a la entidad que salvó a Maradona en esa ocasión de una neumonía bilateral e insuficiencia cardíaca global. A pesar de las malas ondas, a pesar de los médicos agoreros de la televisión.

Una lluvia de periodistas de todo el mundo arribaron. En total, con los nacionales eramos 300.

El cardiólogo riojano lo atendió en la Suizo cuando estuvo internado en Unidad de Terapia Intensiva.

Aquella vez un jefe de la barra brava de Boca lo amenazó a Alfredo Cahe. Fue a metros de Luis de la Fuente, en la puerta de la clínica, en plena avenida Pueyrredon, en la rueda de prensa improvisada, y con el característico gesto del cuello porque el astro debía sí o sí salir bien de su neumonía bilateral e insuficiencia cardíaca global.

Al lado, de ellos, estaban todos los movileros de prensa, los corresponsales extranjeros y quien esto escribe. Pasó que sepultados por los micrófonos ambos médicos, no se alcanzó a divisar el gesto amenazante.

"Tordo, Diego tiene que zafar" le dijo el barra al médico personal del astro mundial del fútbol.

Con el tiempo, Maradona iba a eyectarlo al clínico de su entorno.

Lo que Luis habló ese 2004 con La Nación y Clarín aquella vez salió hasta en los diarios de Israel, según discípulos agradecidos que así avisaron.

Pero como lo atendió aquella vez en la Suizo no puede hablar hoy día con la prensa, nos afirmó, a excepción de una nota reciente a canal 9 de La Rioja donde se explayó pero sobre el costado humano de Maradona y El Independiente Digital.

Matatin, que supo ser tentado por Norberto Alonso para integrar juntos la formula en River Plate pero como vicepresidente en los años 90, como buen riverplatense: sufrió bastante estos días el suceso y desenlace de Maradona.

Aunque desde ese año 2004 no lo vio más al emperador del fútbol mundial, el cardiólogo intervencionista le dijo a El Independiente Digital que "Maradona era un ser muy simple, bueno y humilde" y "que nos hizo conocidos otra vez en el escenario mundial".

Ducho en el arte de atender deportistas como Fangio, y futbolistas de elite Marzolini, Tarantini y Perfumo, entre otros.



Te puede Interesar