Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

02/06/20

Comercios de Miami reabrieron tras los saqueos del fin de semana

Una decena de locales fueron atacados en la noche del sábado cuando una minoría violenta se desprendió de los manifestantes pacíficos que reclamaban justicia por la muerte del afroamericano en Minneapolis.



Después de más de dos meses de inactividad por el coronavirus, los comerciantes de Miami enfrentan ahora saqueos en el marco de los disturbios sociales. El pasado fin de semana fue el más violento que se haya vivido en esta ciudad en años.

Lo que empezó como una protesta pacífica el sábado por la tarde, en reacción a la muerte de George Floyd en Minneapolis, terminó en actos de vandalismo el sábado por la noche. Dos grupos muy diferentes se observaron: el de los manifestantes, mayoritariamente jóvenes, y el de los violentos, que en la gran mayoría de los casos ni siquiera residen en Miami.

El sábado por la noche se decretó un toque de queda y se arrestó a 57 personas. Sólo 13 de ellas vivían en la ciudad de Miami. En ningún momento hubo enfrentamiento físico entre policías y quienes estaban causando disturbios.

Ya para el domingo la situación estuvo más controlada. La policía desplegó nuevas tácticas y los propios manifestantes ayudaron a controlar a una minoría de violentos. En comparación con otras ciudades, lo ocurrido en Miami fue un hecho menor. Pero eso no implica que no haya sido una jornada difícil para quienes sufrieron las consecuencias directas de los vándalos.

Uno de los más afectados fue el local Havanna Nine, de venta de indumentaria y calzados. En las cámaras de seguridad quedó captado cómo una veintena de violentos rompen sus vidrieras y saquean la tienda. Pese a todo, este lunes reabrieron sus puertas al público.

“Estamos todavía limpiando y reordenando. Pero calculo que me robaron más de 50 mil dólares en mercadería y me generaron al menos 30 mil dólares en gastos para reparar todo lo roto”, le explicó a Infobae Henry Leace, un comerciante que lleva tres décadas en este centro y que aseguró nunca haber pasado por una crisis como esta. Henry y sus empleados trabajaron todo el domingo para limpiar el desastre, y el lunes ya estaban listos para recibir clientes. “Estoy agradecido con todos los que me ayudaron. Desde mis empleados hasta la administración del centro comercial y las autoridades de la ciudad”, agregó.

Bayside Marketplace tiene un seguro que ayuda a sus comerciantes a enfrentar algunos de los gastos ocasionados por los disturbios del fin de semana. Para otros dueños de negocios, la recuperación será más complicada. Por eso la alcaldía de la ciudad de Miami se unió a la Cámara de Comercio del Gran Miami para anunciar que quienes hayan sido afectados por el vandalismo pueden recibir ayuda.