Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

08/08/20

Más de 150 ex legisladores nacionales apoyan al Frente de Todos con la conducción de Alberto y Cristina

Hace siete meses el presidente Alberto Fernández asumió el gobierno de la Nación Argentina en una situación que hoy más que nunca es imprescindible recordar, comenzaron el documento firmado por 156 legisladores mandato cumplido.



En las siguientes líneas el documento dado a conocer este sábado en apoyo a Alberto Fernandez y Cristina Fernández en la conducción del país como presidente y vicepresidenta:

“Porque se le entregó un país devastado, con más de 16 millones de pobres, 3,5 millones de ellos en situación de indigencia, sumido en profunda recesión, con una inflación cercana al 55% anual, un dólar con valor quintuplicado, 22.000 pymes cerradas, 240.000 empleos destruidos, la desocupación en el 10%, y 19 meses de caída industrial. Sumado a ello, la deuda pública trepaba al 81% del PBI y se debía resolver el pago -solamente para el año 2020- de 48.968 millones de dólares, más 15.000 millones de intereses.

Enmarcado en esta cruda realidad, Alberto Fernández inició su mandato formulando un llamado a una Argentina Unida, a construir puentes sin anteojeras ideológicas, respetando los contrapesos institucionales y políticos, de modo que la convergencia de fuerzas evitase un colapso o deterioro mayor.  Y  priorizó a los postergados, defendió el trabajo y la producción argentina,  y con la designación del economista Martín Guzmán,  discípulo del  Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, encaró  la recomposición de la macroeconomía, evitando ajustes que indujeran mayor desocupación y pobreza, y realizó una importante gira donde obtuvo el apoyo de líderes internacionales como AngelaMerkel, Emmanuel Macron, Pedro Sánchez, Giuseppe Conte, y Benjamín Netanyahu, la nueva Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y del Papa Francisco que le brindó un decidido respaldo.

De modo inusitado, a tres meses de iniciado su mandato, el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre una nueva enfermedad pandémica, el COVID-19. Esta grave amenaza sumó una nueva crisis a la infinidad de retos existentes, y el gobierno debió adoptar medidas extremas y urgentes que priorizaron la salud de la población.  Frente a muchos ejemplos en contraste, tanto en el mundo como en nuestra región, hoy la sociedad reconoce el acierto del Presidente en actuar en beneficio del pueblo argentino y en preservar la vida de miles de compatriotas. Diversas publicaciones en diarios y revistas internacionales nos ubican entre las 11 naciones del mundo que actuaron más rápida y eficazmente para afrontar la pandemia, resultado que nuestro mandatario adjudicó al "compromiso de todos" los argentinos. 

En este escenario extremo, el Estado estuvo presente dando respuesta a las graves asignaturas pendientes,  cuidando los puestos de trabajo y garantizando la producción, manteniendo políticas previas y estableciendo importantes apoyos a las empresas y novedosos programas como el ATP dirigido a empleados formales de empresas afectadas,  pagando  salarios complementarios  a 1,5  millones de trabajadores  durante la cuarentena,  beneficiando a   monotributistas y autónomos con grandes recortes en sus ingresos. Y también generó el sistema de transferencias directas IFE, que benefició a 9 millones de personas en estado de vulnerabilidad y precarización, con lo que se evitó que 3 millones más de argentinos se sumaran a la pobreza.

Ante las enormes dificultades internas y externas que signaron la situación de nuestro gobierno desde su asunción, unidas a la incontrastable crisis planetaria que atravesamos, valoramos el formidable logro  que significa que un gobierno popular como el de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner al mando del timón del Estado hayan logrado consolidar su afianzamiento ante la sociedad, luego de haber alcanzado un definitorio triunfo electoral, resultado  histórico de la unidad inteligente de las fuerzas nacionales.

Y a la vez llamamos a la reflexión a quienes hacen uso del incuestionable derecho a emitir opinión, para que lo ejerzan de manera constructiva, aportando alternativas a lo que pueda ser mejorado, sin desacreditar a quien detenta plena legitimidad popular, en concordancia con lo que llaman a formar gobiernos de unidad sin estar legitimados por las urnas, conscientes de que nuestra democracia aún presenta falencias, pero la falencia más grande sería arriesgarla. 

En una situación sin lugar para discursos de odio, que requiere unión y no destrucción, no podemos dejar de advertir sobre quienes utilizan malamente los momentos álgidos que atraviesa la ciudadanía para descalificar y desgastar a nuestro gobierno, llegando a contradecirse si propone lo que ellos dicen, valiéndose de argumentaciones ruines y noticias manipuladas en las que ¨olvidan¨ su responsabilidad como artífices de lo que cuestionan, muchos de ellos herederos de la dictadura, profesando una soberbia mediática destructiva,  con la misma inmoralidad que endeudaron y fundieron el país.

Por todo ello, hemos querido hacer escuchar nuestra voz y brindar nuestro más decidido apoyo a un gobierno popular como el que sin dudas es el de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, que avanza en su voluntad de contrarrestar las injusticias heredadas, encarna un proyecto compartido de recuperación democrática, y es desafiado por los mismos intereses que siempre han subordinado las posibilidades de nuestro proyecto de desarrollo integral independiente”.