Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

21/05/22

Las y los riojanos disfrutaron del Locro más Grande del mundo

En el marco del festejo por el aniversario número 431 de nuestra ciudad, denominado Tinkunaco de Riojanidad, el Gobierno de La Rioja llevó a cabo con éxito rotundo el "Locro más grande del mundo", entregando 25 mil porciones en el Parque de la Ciudad e ingresando en el libro Guinness de los records.



La preparación del locro estuvo a cargo del chef Gustavo Popov y un equipo de 30 profesionales en la cocina, quienes tuvieron la tarea de utilizar más de 2.000 kg de carne, 1.400 kg de granos y 3.000 kg de verdura, todo esto se colocó dentro de una pila, especialmente confeccionada, de 12x3 mts  donde se prepararon más 7.500 kg de locro que se sirvieron en 25 mil porciones aproximadamente.

Sobre la modalidad de trabajo, el chef y principal encargado de llevar adelante la cocción del gran locro,  Gustao Popov, detalló que “días atrás comenzamos con el proceso, armamos esta carpa de campaña al lado de la paila, acá en el Parque de la Ciudad, con tres cámaras móviles de frío para poder ir guardando todo lo que se iba procesando”. “Empezamos con 1700 kg de zapallo, 840 kg de cebolla, el remojo de los granos, 2.300 kg de carne de todos los sabores como cuerito, patita, falda, chorizo colorado y panceta” agregó.

“El día anterior Anoche vinimos a la medianoche para charlar sobre cómo sería la forma de trabajo con el equipo y a la 1:30 ya teníamos el fuego prendido; empezamos a cargar la paila, eso lleva bastante tiempo en tomar temperatura para hacer el sofrito, posteriormente comenzamos a poner los primeros cortes más duros de carne y luego agregamos el agua, el caldo y los granos para empezar a trabajar”.

Cabe remarcar que más de 250 personas de diferentes áreas participaron en el preparado del locro, trabajando en los espacios de preparado, cocción, fraccionado,  empaquetado y entrega para que todas las personas que asistieron pudieran acceder a su porción de locro caliente y sin tener que esperar mucho tiempo.