Diario El Independiente || Edición Digital
Skip to main content

Con el fin de ampliar más derechos se presentó el Programa Nacional MenstruAR

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén Mazzina, encabezó el acto de lanzamiento del Programa Nacional MenstruAR, destinado a gobiernos provinciales y locales con el objetivo de reducir el factor de desigualdad que implica la menstruación. El mismo se realizó en la Casa Patria Grande, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y contó con la participación de más de 60 promotoras y promotores territoriales y autoridades.



Al respecto, Ayelén Mazzina precisó que “con la creación del Programa MenstruAR transformamos en política pública una línea de acción que se viene impulsando en todo el país, para igualar el acceso a la gestión menstrual, a la información, a la salud", afirmó la ministra al tiempo que destacó: “Venimos entregando copas menstruales en todo el país y trabajando con las provincias en talleres de ESI comunitaria, para que menstruar no sea un tabú ni un obstáculo. Para ampliar más derechos y más posibilidades".

El Programa MenstruAR tiene el objetivo de garantizar el acceso a los insumos para la gestión menstrual a través del fortalecimiento de los programas municipales que la abordan. Por este motivo, se entregan los productos a los gobiernos locales junto a instancias de formación y talleres sobre la gestión menstrual como un derecho y educación sexual integral en ámbitos comunitarios.

Además, este programa constituye una jerarquización y consolidación de la Línea de Gestión Menstrual, creada en marzo de 2022 en el marco de la Dirección Nacional de Articulación de Políticas Integrales de Igualdad. Desde su implementación, se capacitaron 1568 personas de 27 localidades del país y se entregaron más de 10 mil copas menstruales. También se brindó asistencia técnica y acompañamiento en la elaboración y presentación de ordenanzas sobre gestión menstrual a 26 municipios que no contaban con dicha legislación.

 

Gestión menstrual como derecho

La gestión adecuada de la menstruación tiene un costo que no todas las personas pueden afrontar. En ocasiones, la falta de recursos impide la asistencia a establecimientos educativos, de salud, laborales o deportivos, profundizando la desigualdad y acrecentando las brechas de género.

Según datos del informe “Diagnóstico sobre uso y percepción de insumos de gestión menstrual”:

En Argentina, más de 12.000.000 de personas menstrúan.

El 60 % de las personas encuestadas utiliza toallitas descartables. Estos productos, junto con los tampones (15 %), son los elegidos por el 75 % de la población.

Entre el 40 % y el 50 % desconocen los efectos secundarios que tiene sobre la salud el uso de toallitas y tampones, como también su impacto ambiental.

Más del 95 % de las personas considera que el Estado debería eliminar el IVA de los productos de gestión menstrual, así como también distribuirlos de forma gratuita en escuelas, cárceles y centros comunitarios.

El 43 % se vio en la necesidad de modificar sus hábitos en el uso de estos productos por motivos económicos.

En algunos casos, esta situación implica además un riesgo de exclusión: con frecuencia, algunas personas han limitado su participación en distintas actividades tanto recreativas (50 %) como educativas (35 %) y laborales (22 %) durante el ciclo.  



Te puede Interesar