Diario El Independiente :: Edicin Digital
El Independiente Digital

05/08/21

¿De quién es la culpa?

Bendiciones amados! Permítame compartir una Palabra de DIOS en Génesis 3:10-11-12) Le preguntó Dios: ¿Quién te dijo que estabas desnudo? ¿Acaso has comido del árbol del que te mandé que no comieras?.



Por José Luis Caseres

“El hombre contestó: La mujer que me diste por compañera me dió de ese fruto, y yo lo comí”

Era la perfección de la belleza, la creación de DIOS  original, brillante, colorida. 

El semblante de Adán y Eva, era bellísimo, sus miradas, profundas, saturadas de amor puro.

No era para menos, Vivian en la dispensación de la inocencia.

Un Padre y DIOS sabio, creó al hombre como el clímax de la hermosura y perfección, y junto a todas sus virtudes, también le dio EL LIBRE ALBEDRIO.

Todas sus acciones y consecuencias serían el resultado de sus decisiones.

La responsabilidad de esa naciente institución llamada FAMILIA, era del  hombre, el era el responsable.

Pero un día  fueron sorprendidos y engañados por satanás, desobedecieron a DIOS, al comer del fruto prohibido, (el pecado no estuvo en el fruto sino en la acción de desobedecer a la Palabra de  DIOS)

Desde aquel día nada fue igual, todo se hizo, gris, sintieron por primera vez, miedo, el brillo de sus ojos, se opacó, ahora son  miradas tristes y  cabizbajas, corriendo para esconderse de DIOS, así los encontró aquel día.

 El sol con sus tibios rayos, hizo un día frio, las aves no cantaron,  los animales, se quedaron deprimidos, en un silencio total.

Se oyó la voz de DIOS paseándose entre el huerto, llamando al responsable,  ¿Dónde estás tú? Preguntó

 Y allí entre los arboles y las  hojas, se oyó un tímido murmullo, “oí tu voz y me dió miedo, y me escondí porque estaba desnudo”

Ante la pregunta de DIOS, llena de sorpresa y  tristeza, el hombre no tuvo mejor argumento que repartir culpas, “FUE LA MUJER QUE ME DISTE POR COMPAÑERA”

Desde entonces, han pasado más de seis milenios, océanos de palabras, decisiones, fracasos, vidas, personas, hogares arruinados, escondidos de DIOS, entre sus argumentos y  su propia justificación, siguen haciendo responsables a los demás de sus desgracias.

Hombres y  mujeres,  de todas las edades, casi nadie asume su responsabilidad.

Si miramos adentro nuestro, no es así como vivimos? ¿Quien tiene la culpa de todo lo malo que te pasa? De tu matrimonio en crisis, de tu fracaso en los estudios, del quiebre de tu negocio,  De tus adicciones? De tener un carácter horrible y ser violento y un déspota en tu hogar?  Según vos ¿Quién es el culpable?

Igual que ayer,   cargamos en los demás todo lo malo que nos pasa.

Pero mi estimado, cada uno debemos reconocer que fueron nuestras malas desiciones las que nos llevaron a este lugar.

Amigo, familias, si tus sueños se hicieron pesadillas, si tu edén se llenó de espinos, si tus días se hicieron noches frías e interminables, si tu vida es un mar de lágrimas.

 Puedes ser restaurado, hay otra oportunidad para vos, no está todo perdido, para eso vino JESUCRISTO, para restaurar ese diseño original.

 Entrégale tu vida a JESUCRISTO, seguro que, tu sol brillará de nuevo, tus días serán hermosos, tu paz no tendrá limites, tu hogar será bendecido y tus sueños se harán realidad, OREMOS.



Te puede Interesar